Este sitio web usa cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Las "cookies" son esenciales para el funcionamiento de nuestra web y el sistema de estadísticas.

El uso de nuestro sitio web lleva implícita la aceptación del uso de cookies. Gracias por entenderlo. Saber más

Acepto

959 319 530 Facebook Twitter LinkedIN

INMOBILIARIA EN BELLAVISTA, LA DEHESA, CORRALES, ALJARAQUE, HUELVA

Vender un piso hoy en día no es fácil.

Por eso, es necesario que establezcas claramente tu estrategia de venta y lo intentes.

Desde DeGama Gestión, no tenemos una varita mágica o unos consejos milagrosos de cómo vender tu piso de Huelva.

Pero eso sí, recogemos 5 frases que mejor que evites si quieres vender tu vivienda. Como siempre, te recomendamos la orientación de un agente de la propiedad inmobiliaria, pero recuerda tener paciencia porque seguramente hay dos aspectos que marcarán cómo vender una casa: un precio más bajo que el que lo compraste y tardarás más de lo que esperabas.

Las cinco frases ‘prohibidas’

Las dos primeras frases evitables del momento quiero vender mi piso las recoge Tara-Nicholle Nelson, una agente inmobiliaria de San Francisco.

1. ”Pero si a mí el piso me costó…” El precio al que lo compraste no lo puedes utilizar como referencia. Aunque la expresión se utiliza con frecuencia en el lenguaje inmobiliario, las reformas y mejoras que tu has realizado y valoras no tienen porque coincidir con el criterio o el gusto del futuro propietario. Abandona la idea de que vas a vender tu piso para comprar otro.

2. “Pongo un precio alto y así tengo margen para rebajarlo”. La táctica resulta peligrosa en momentos como el actual (con mucha oferta y valores en descenso). El precio ha de ser ajustado a las condiciones del inmueble y tu flexibilidad la debes adoptar según se desarrolle el proceso de venta.


3. “Tengo otras personas que están interesadas”. En un periodo de reordenación como el actual, ya no sirven los viejos mantras del sector inmobiliario cuando las casas se vendían solas. Hace una década, la frase podía funcionar porque tardabas una media de 14 días en vender tu piso y tenías varias fórmulas de cómo vender tu piso rápidamente. Si hoy te cuesta 465 días, mejor no uses demasiado la frase si quieres vender tu piso. A diferencia de hace 10 años, sobran vendedores no compradores.

4. “Se lo puedo dejar un poco más barato”. En el aspecto del precio, has de ser capaz de diferenciar entre negociar y regatear. Aunque resulta una parte esencial de la compraventa, el precio no lo es todo. El valor de la vivienda también lo conforman la ubicación, las condiciones de pago o las reformas que necesita el inmueble.

5. “Finca regia con encanto”. Utilizamos esta frase como ejemplo de otras perífrasis que sirven para que el comprador desconfíe por la falta de transparencia en la información. Expresiones como interés mínimo, hipoteca abierta o el banco le premia la fidelidad no ayudan a la venta de tu piso y no generan confianza con el cliente.

Fuente: Api.cat